Aún hay material tirado de la fallida obra en la A-11 en 2010

Tubos de hormigón repletos de grafitis salpican varios puntos entre Fresnillo de las Dueñas, Vadocondes y Guma. Los alcaldes lamentan la «mala imagen» y desconocen si se reutilizará

Estos tubos de hormigón, con unos cuantos grafitis, llevan años en la antigua carretera entre Vadocondes y Guma. - Foto: L.N.

Han pasado 14 años desde que se pararon las obras para convertir la Nacional 122 en Autovía del Duero entre Aranda y Langa, en la provincia de Soria, y todavía hoy hay material «tirado» en el tramo que va de Fresnillo de las Dueñas a Vadocondes, Guma y La Vid y Barrios, como advierten los alcaldes. Esta fue una de las infraestructuras afectadas por los recortes que aplicó el Ministerio de Fomento en 2010.

Los trabajos, que se habían adjudicado en septiembre de 2008, quedaron interrumpidos cuando se había ejecutado algo menos del 5%. Unos años después, la quiebra de la empresa adjudicataria terminó de complicar el panorama. El Ministerio recurrió a una resolución del contrato y tuvo que readaptar el proyecto. No fue hasta noviembre de 2021 cuando se publicó su aprobación provisional. Después se lanzaron varias fechas y en diciembre de 2023 se dio luz verde a la contratación de estas obras, que se han sacado a licitación este marzo por 212 millones.   

«Ahora hay que volver a hacerlo y más caro. Duele porque son impuestos de todos. Hace años se hizo una inversión y el material se ha quedado tirado, abandonado», advierte el alcalde de Guma, Raúl de Navas. Se refiere, por ejemplo, a los tubos de hormigón, con unos cuantos grafitis, que suman años olvidados entre Vadocondes y Guma. «Es material que se quedó ahí y que está perdido», lamenta, mientras defiende que si estas obras «se hubieran hecho en 2008, los otros 100 millones habrían servido para realizar otro tramo» de autovía. Efectivamente, tal como se publicó en el Boletín Oficial del Estado, las obras del tramo Variante de Langa-Variante de Aranda se  licitaron en 2008 por 93,3 millones de euros y se adjudicaron por 64 a la UTE formada por Corsan-Corviam Construcciones y Zarzuela.

Ahora se han vuelto a licitar por 211,8 millones. Es decir, un 127% más. También se ha encarecido el contrato de consultoría y asistencia técnica. Si en 2008 se licitó por 1.350.000 euros y se adjudicó por 1.140.721 euros, ahora se ha publicado por más de seis millones, lo que implica un aumento del 345%. 

Por su parte, el alcalde de La Vid y Barrios, Luis Ángel Simal, lamenta «la mala imagen» que se da con el material que permanece desde entonces en diversos puntos. La mayoría, tubos sin conectar. «Es cierto que todo quedó empantanado, esperemos que se aproveche porque el trazado va por el mismo sitio, pero no lo sabemos. Estamos expectantes», concluye.



Libre de virus.www.avast.com

Comentarios

Entradas populares de este blog

Continúa la buena racha de resultados del C.C. Arandino

La fotografía de Carlos Gil Gamundi en la Casona de Vadocondes.

Las asociaciones de la Ribera del Duero proponen constituir una federación