Ernesto Escapa declara su amor al Duero en ‘Corazón de roble’

01/06/2011

El periodista y escritor presenta hoy (20,00 horas, Sala Polisón) una de las obras más completas jamás escritas sobre este río


Escapa es también columnista de Diario de Burgos.
Ical
R.P.B. / Burgos
«He querido captar, a través de un largo viaje, la diversidad, la riqueza, la historia y la geografía del Duero, un río que ha ido atrapándome a lo largo de mi vida». El periodista y escritor Ernesto Escapa (León, 1954) presenta hoy en Burgos Corazón de roble. Viaje por el Duero desde Urbión hasta Oporto (Editorial Gadir), una obra monumental, quizás la más completa nunca antes publicada sobre el principal y más vertebrador río de la región. «Ha sido un proceso lento, fruto de muchos viajes, del recorrido de muchos tramos, de muchas vivencias y lecturas. A cada visita, a cada regreso iba cayendo en distintas trampas. Digamos que he conseguido acabar la historia de nunca acabar», confiesa con cierto alivio el autor.
Porque el Duero, asegura, es muchos ríos en uno solo. Desde su nacimiento en el Urbión hasta su desembocadura hecho ya un mar torrencial en Oporto, las aguas de este caudal bañan geografías físicas y humanas muy diferentes. «A medida que va creciendo y modificando su curso va incorporando historias, paisajes y personajes. Es también un recorrido por todos esos caminos que acaban confluyendo en el río». Escapa no se olvida de la vertiente más literaria del río. No en vano el Duero marcó la vida y la obra de escritores como Antonio Machado. No por casualidad un verso de poeta sevillano es el título de la obra. «El Duero tiene una enorme carga literaria. Han sido muchos los artistas seducidos por él».

22 etapas. Ernesto Escapa estructura la obra en 22 etapas. Cinco corresponden a la provincia de Soria; tres a la de Burgos; cuatro a la de Valladolid; otras cuatro a Zamora con una incursión a Miranda do Douro; una a Salamanca; y cinco a Portugal. El monasterio de La Vid, Peñaranda, Silos, Aranda y Roa son los ejes del tramo correspondiente a la provincia de Burgos. Pero el autor también visita Coruña del Conde, Clunia, Caleruega, Baños de Valdearados, Sinovas, Vadocondes, Fuentelcésped, La Aguilera, Gumiel de Mercado, Quintana del Pidio, La Ventosilla, Gumiel de Izán, Aza, Castrillo de la Vega, Campillo de Aranda, Milagros, La Horra, Sotillo de la Ribera, los pueblos burgaleses del Esgueva, Olmedillo, Anguix, Quintanamanvirgo, Boada, Guzmán, Villaescusa, Perdrosa, Valcavado, Nava, La Cueva, Hoyales y Berlangas de Roa, Mambrilla de Castrejón y San Martín de Rubiales... «En la Ribera burgalesa del Duero la riqueza del patrimonio histórico compite con la belleza natural de su pasillo verde», afirma el escritor.

diariodeburgos.es

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los de Tierra Aranda. (Historia de la gente de aquí) V

Continúa la buena racha de resultados del C.C. Arandino

Inventario de bodegas y lagares de Fuentespina y Vadocondes