¡Nuevo radar fijo en la Ribera!

Eso que hay entre los dos cartelones es un radar

Eso que hay entre los dos cartelones es un radar

pedrofelixgarcia ¡Nuevo radar fijo en la Ribera!Pedro Félix García. Teníamos un punto negro en la Ribera que, de ahora en adelante, ha pasado a ser el mismo punto, pero algo más negro todavía.

Poco antes de las anteriores elecciones generales, Ana Pastor, como ministra de Fomento que era, se acercó a la Ribera a inaugurar un corto nuevo tramo de la Autovía del Duero entre Fresnillo de las Dueñas y Castrillo, tramo que ya entonces criticamos por la malísima resolución del entronque de la A-11 con la N-122 a la altura de Fresnillo. No es que la rotonda de Castrillo sea un prodigio de ingeniería, pero es que el 'Stop' habilitado en la carretera N-122 al comienzo del tramito de autovía, nada más verlo lo calificamos entonces de peligroso punto negro. Y el paso del tiempo vino a darnos la razón por los numerosos accidentes allí habidos, con coste de vidas humanas incluso.

Detalle del nuevo radar visto por detrás

Detalle del nuevo radar visto por detrás

MejorableAceptableBuenoMuy BuenoExcelente (27 votos, media: 4.81 de 5)

Todos esos accidentes se han debido a incumplimientos del debido respeto al 'Stop' mencionado, por lo que, en su día, pedimos la instalación de una cámara de seguridad en aquella intersección, que grabase todos los incumplimientos que fuese habiendo, ya que es muy probable que aquel peligro habría desaparecido casi por completo, porque todo el mundo habría acabado respetando el referido 'Stop', una vez conocida la existencia de dicha cámara vigía, principalmente por parte de los conductores locales que son los que menos suelen respetar el dichoso 'Stop'. El remedio que proponíamos, además, no era muy caro.

Pero, en vez de procurar vigilar -y sancionar- a quienes suelen saltarse el fatídico 'Stop' de marras, el despropósito llevado a cabo esta misma semana -muy poco antes de las próximas elecciones generales-, ha sido el de haber instalado allí un radar que vigila la velocidad de los vehículos que circulan en esa zona por la vía que enlaza Zaragoza y Valladolid, los cuales son precisamente los que corren el grave riesgo de llevarse por delante en ese punto a los desaprensivos que acceden transversalmente sin detenerse por completo y esperar parados todo el tiempo que haga falta ante el 'Stop'.

La velocidad está ahí limitada a 60 Km/h

La velocidad está ahí limitada a 60 Km/h

Pero vamos a lo que más interesa aclarar, dado que ya nos han puesto el radar: ¿Cuál es la velocidad máxima permitida en aquel punto?

Para los vehículos que proceden de Valladolid y se dirigen hacia Zaragoza, la velocidad máxima permitida en aquel lugar es de 70 Km/h según así expresamente lo delimita la última señal vertical existente al final de la Autovía A-11 antes de enlazar con la carretera N-122.

Sin embargo, la respuesta es dudosa para los vehículos que proceden de Fresnillo de las Dueñas y pretenden acceder a la carretera N-122 sentido Zaragoza. A falta de otro tipo de señalización vertical que indique otra cosa, en teoría podrían pasar frente al nuevo radar hasta a 90 Km/h, que es la velocidad máxima genérica implantada para las carreteras convencionales por el recientemente nombrado nuevo director general de Tráfico, don Pere Navarro.

En cambio, para los vehículos que discurren en sentido de este a oeste, tanto para los que van a seguir por la A-11 hacia Valladolid, como para los que van a desviarse hacia Fresnillo de la Dueñas y Aranda de Duero por la antigua carretera N-122, en ambos casos la velocidad máxima a la que pueden circular según la señalización vertical allí ahora existente, es de 60 Km/h.

Hacia Zaragoza se permite ir a 70 Km/h

Hacia Zaragoza se permite ir a 70 Km/h

Y aquí es donde nace nuestro temor a que aquello pase de ser un punto negro a un punto más negro todavía. Porque ocurrirá que, más pronto que tarde, los conductores locales acabaremos aprendiéndonos que allí hay un radar y que no podemos sobrepasar los 60 Km/h si circulamos en el sentido de este a oeste. Reduciremos nuestra velocidad y frenaremos si hace falta, lo que puede que ocasione retenciones repentinas. Porque, lo cierto es que, ahora mismo, pocos pasan por allí a sólo 60 Km/h, sino que suelen hacerlo bastante más deprisa, a 80, 100, 120 y más kilómetros por hora. Es decir, el nuevo radar originará frenazos en la N-122 -y sus consecuencias de golpes por alcance a veces-, frenazos que hasta ahora allí nunca se han producido.

Pero sobre todo, lo que provocará segurísimo el nuevo radar es un aumento muy considerable de la recaudación para las arcas del Estado. Claro, como el radar de la entrada de Fresnillo ya nos le conocíamos todos los de por aquí y el tráfico foráneo se va por la A-11, pues había dejado de recaudar y se ha hecho necesario colocar otra caja registradora en las inmediaciones que sustituyese a aquel.

Quédanos el consuelo de confiar en que el nuevo Gobierno que nos traigan las urnas, no tenga que subirnos demasiado los impuestos gracias a lo muy abultada que, no nos cabe duda, que será la colosal recaudación que consiga este nuevo radar ribereño. Y no se quejen ustedes; quien se hace merecedor de una denuncia, lo hace siempre de modo totalmente voluntario.

ARANDAHOY.COM

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los de Tierra Aranda. (Historia de la gente de aquí) V

Programación Cultural de Vadocondes 2017