Ciudadanía de segunda en el medio rural

Las familias de los pequeños pueblos de la comarca sufren barreras para acceder a programas como el de salud bucodental para escolares y el transporte a usuarios del Centro de Día que no se encuentran quienes viven en Aranda

Vista general del municipio de Vadocondes

Vista general del municipio de Vadocondes / Cadena SER

La atención socio-sanitaria en el medio rural continúa acumulando ejemplos discriminatorios respecto a la población de núcleos urbanos con ejemplos como los que acabamos de conocer.

Es el caso de una vecina de Vadocondes que pese a ser potencial usuaria de un Centro de Día atendiendo a la Ley de la Dependencia no puede acceder a este servicio porque la Junta de Castilla y León solo proporciona transporte a los usuarios cuyo domicilio se encuentra a menos de 10 kilómetros del centro de referencia. El resto de los beneficiarios deben buscar por su cuenta la forma de acercarse al Centro de Día. La mencionada vecina de Vadocondes, que se encuentra a 12 kilómetros y medio de Aranda, no cuenta con la posibilidad de ser trasladada por su entorno familiar, como explica su hija, que vive en Madrid, y que expuso su caso en el "Diario de una crisis" del programa Hoy por Hoy de la Cadena SER dirigido por Pepa Bueno.

Por otra parte varias familias de Colegios rurales de la comarca han reclamado a la Gerencia de Atención Primaria del SACYL en Burgos que vuelva a implantar en estos centros el programa de salud bucodental en las mismas condiciones en que lo reciben los niños y niñas de Aranda es decir, a través de sus propios centros educativos. Y es que ahora, aunque el programa no está vetado al alumnado del medio rural, son sus propias familias quienes tienen que pedir expresamente este servicio, para lo que previamente tendrían que conocer su existencia y su disponibilidad.

Una modalidad que no convence en absoluto a algunas asociaciones de madres y padres, que aseguran que no sirve con la simple existencia del servicio si no hay un conocimiento generalizado entre los usuarios de que pueden acceder a él y la importancia que tiene hacerlo, una garantía con la que sí cuentan las familias del medio urbano, al ser los centros educativos el medio a través del cual se lleva a cabo el programa.

Esta reivindicación cuenta con el apoyo de la federación provincial de Asociaciones de Madres y Padres, FAMPA, que ha trasladado a la gerencia de atención primaria del SACYL su petición de que el programa se preste en las mismas condiciones que en los núcleos de población urbanos, puesto que consideran un agravio comparativo la diferencia de trato por el simple hecho de vivir en distintos lugares. FAMPA detalla que tiene conocimiento de que el programa no se realiza al menos en una decena de colegios rurales de toda la provincia. En la Ribera del Duero son el CRA Valle del Riaza (Milagros y Adrada de Aza), el CEIP Máximo San Miguel de la Cámara de Gumiel de Izán, el CRA Cardenal Cisneros de Roa, que atiende también a la población infantil de Nava de Roa, el CRA Riberduero, compuesto por Fuentespina, Castrillo de la Vega, Villalba de Duero y VAdocondes, el CRA Siglo XXI, que abarca Sotillo de la Ribera, La Horra y Gumiel de Mercado, y el CRA Diego Marín, que tiene alumnado de Peñaranda de Duero, Caleruega y Baños de Valdearados. También se ven afectados por esta situación el CRA de la Demanda, de Huerta del Rey al que acudente también niños y niñas de Hontoria del Pinar y Araúzo de Miel y el CRA Antonio de Nebrija de Torresandino, al que también pertenecen Tórtoles de Esgueva, Castrillo de Don Juan y Cilleruelo de Abajo. FAMPA ha identificado también otros lugares de la provincia donde se da la misma situación: concretamente son el colegio Valle de Losa de Quincoces de Yuso y el colegio San Francisco de Frías

Las diferencias en el acceso al programa de salud bucodental no es la única discriminación que sufren los niños y niñas del medio rural en su atención socio-sanitaria, ya que, tal y como también se refleja en alguno de los escritos enviados al SACYL, también carecen de pediatra de cabecera a partir de los seis años, cuando en los núcleos urbanos mantienen su especialista hasta los 14 años, una circunstancia que ya ha sido denunciada por alguno de los alcaldes de la Ribera que ha incidido en que estos factores provocan que hay familias censadas en Aranda para contar con más facilidades en la atención sanitaria a los menores, teniendo en cuenta también que los especialistas asignados al medio rural solo atienden determinados días de la semana, cuando las familias de Aranda pueden pedir cita cualquier jornada de lunes a viernes e incluso tienen la posibilidad de ser atendidos en horario de tarde algún día de la semana.

La gerencia de atención primaria de Burgos se comprometió a finales del pasado curso a valorar la petición "con la finalidad de prestar una asistencia de mejor calidad en la aplicación del Programa de Salud Bucodental en la zona de Aranda de Duero".


Comentarios

Entradas populares de este blog

Los de Tierra Aranda. (Historia de la gente de aquí) V

Continúa la buena racha de resultados del C.C. Arandino