Preocupación en la comarca por tener cerca un candidato a acoger el ATC

"No podíamos por menos que salir en los medios por este tema tan polémico, así que aquí tenemos un artículo en el que se hace reseña."

Ribera 05/02/2010 Energía / Emplazamiento polémico

Unanimidad. Los municipios al sureste de Aranda se oponen a la ubicación de un cementerio nuclear a menos de 30 kilómetros

I.M.L. / Aranda
Desde que se hiciera público, por parte del Ministerio de Industria, que el Ayuntamiento de Campo de San Pedro había presentado oficialmente su candidatura para acoger el Almacén Temporal Centralizado (ATC) de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos de alta actividad la inquietud se ha ido propagando por el sureste de la comarca ribereña. La cercana situación de esta candidatura segoviana, distante alrededor de 20 kilómetros del límite con la provincia de Burgos, ha despertado el rechazo de la gran mayoría de los munícipes de la zona y de los colectivos económicos y sociales.
En la capital ribereña, su máximo responsable, Luis Briones, muestra su oposición a tener cerca cualquier tipo de instalación similar. «En la zona no puede haber ninguna central térmica, que ya luchamos en su día contra ella, ni mucho menos un cementerio nuclear», afirma tajante. Briones considera que un ATC tan cerca tendría perjuicios a medio y largo plazo, dañando mucho la imagen de la comarca. «Como alcalde y vicesecretario provincial del PSOE, vamos a luchar en contra de que se pueda ubicar aquí cualquier instalación que dañe la imagen y genere esa inseguridad que provoca tener un almacén nuclear», rubrica.

Turismo y campo

En otros municipios se expresa esta oposición desde el prisma de la oferta turística. Este sector es el eje central de la opinión del alcalde pedáneo de La Vid, Alberto Iglesias, que recuerda que Burgos ya colabora con Garoña en el suministro nuclear y que la ubicación del ATC tan cerca no sería un elemento beneficioso para el enoturismo. «Cuando estamos apostando por el enoturismo, por la Cúpula Del duero que se va a instalar en nuestro pueblo, tener un cementerio nuclear cerca sería una imagen negativa para el turismo, terrorífica, tiraría por tierra todo el trabajo que hemos hecho y todas las inversiones en bodegas y en alojamientos rurales», precisa.
El resto de la riqueza natural de la comarca y las consecuencias negativas para ella que podría tener el almacén nuclear son argumentos que esgrimen otros regidores de la zona. «Imagino que estando tan cerca del parque nacional de las Hoces del Riaza que ellos también presionen para que no se ponga, a mí no me gustaría», declara Jesús Melero, alcalde de Milagros. «Alguno si que comentó que porqué no presentábamos nosotros candidatura y yo le dije que mientras yo fuese alcalde no. Este pueblo tiene ganadería y sería muy malo para ello», reconoce Álvaro Casado, primer edil de Fuentenebro. «Esta es una zona agrícola e influiría, no porque vaya a pasar algún accidente nuclear, sino que, psicológicamente, los clientes no querían los productos de nuestro campo», añade Francisco José Núñez, alcalde de Vadocondes.
En esta facción claramante contraria a la ubicación de un almacén temporal centralizado en la puerta sur de la Ribera del Duero burgalesa se encuentran también el alcalde de Pardilla, Valentín Abad, que asegura que «no sería bueno para la zona porque afectaría a todos los sectores económicos», el de Santa Cruz de la Salceda, Juan Manuel Gil, que recuerda que «dicen que puede ser perjudicial para la salud, para el futuro», aunque reconoce que nadie les ha informado con detalle. Esta crítica también la realiza el primer edil de Fuentelcésped, Francisco José Días Bayo, aunque sus reservas las enfoca hacia el reparto de beneficios. «Yo no estoy en contra de que lo pongan, yo estoy en contra de que, estando tan cerca, no me llegue algún beneficio por estar el cementerio nuclear allí», sentencia.

Sí, no y sí

El Ayuntamiento de Campo de San Pedro ha sido el más indeciso a la hora de presentar su candidatura. En un primer momento, se hizo efectivo este ofrecimiento, para después retirarlo ante la presión vecinal.
Sin embargo, antes del vencimiento del plazo para presentar candidaturas, se recogieron 160 firmas en dos días lo que llevó a su alcalde, José Antonio Martín, a convocar un pleno extraordinario el pasado martes, donde ratificaron la candidatura, aunque fuese fuera de plazo y forma, «para dejar constancia de la oportunidad perdida para el futuro del pueblo», como afirmó el propio Martín a Castilla y León Televisión.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los de Tierra Aranda. (Historia de la gente de aquí) V

Vadocondes presenta el inventario de sus 98 bodegas y 116 lagares

Continúa la buena racha de resultados del C.C. Arandino